Le Carré, ocio en Lieja

Rue Le Carre Lieja

Zona de Le Carré, en Lieja, de día

La ciudad belga de Lieja cuenta con una amplia lista de monumentos y patrimonio en general. No obstante, también hay que destacar que Lieja, como buena ciudad universitaria, tiene una vida nocturna con una gran fama.

Ocio en Le Carré

Jóvenes erasmus, jóvenes autóctonos y no tan jóvenes, se reúnen los fines de semana en las zonas más animadas de la ciudad para tomar cerveza belga y bailar. Si tenemos que destacar alguna zona concreta de fiesta, sin duda alguna esa es Le Carré. Se trata del lugar al que van la mayoría de estudiantes de Lieja, un conjunto de pequeñas y estrechas calles que se concentran en el centro de la ciudad, al lado de la catedral.

La plaza de Le Carré es el corazón de la fiesta nocturna de la ciudad. Además, también son famosas las tres calles que cruzan, Rue d´Amy, Rue Saint-Adalbert y Rue Tête Boeuf. Estas calles y la plaza están llenas de bares y pubs para todos los gustos. Por un lado, tenemos los bares más sofisticados y cool, como L´Orange Givrée o Le Cuba´r. También encontramos pubs más enfocados a los estudiantes, como L´Escalier, L´Aller Simple o L´A-fond Liégeois. Lo más interesante es que hay cabida para todo tipo de música, así pues, no importa qué escuchas normalmente, seguramente hay un pub en Le Carré para ti.

Cundo acaban los exámenes estas calles se llenan de gente. Buena época para irse de fiesta en Lieja, pues hay bares de Le Carré que abren durante toda la noche, mientras otros cierran a eso de las 5 o 6 para limpiar.

Si bien es cierto que hay otras zonas de fiesta en la ciudad, podemos decir que, en Lieja, Le Carré es la zona con mayor concentración de bares y pubs. Por la noche es imposible no animarse si vamos por sus calles, aunque lo cierto es que por el día también cuenta con bastante ambiente.

¿Qué podemos hacer tras terminar nuestra agotadora noche de fiesta? Pues estando en Lieja, no queda otra que probar una de la comida más característica del lugar, el gofre de Lieja. Se elabora fresco, en las pequeñas tiendas que hay por la calle. Se diferencian del resto de los gofres belgas por ser mucho más pequeños, densos y dulces. Además, cuentan con una característica muy peculiar, una capa de caramelo líquido por encima. El broche perfecto para una noche increíble en esta animada ciudad.

Buscando entretenimiento

 

Foto de Jean Housen

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top