Carlomagno, el emperador que nació en Lieja

Carlomagno

Carlos el Grande o Carlomagno, nació en la pequeña localidad de Herstal (en la provincia de Lieja), el 1 de Abril del año 748. Aunque existen fuentes que no hablan de otras fechas como el 747 o el 742, no se puede afirmar o descartar ninguna de ellas, pero se baraja el año 748 como el más probable. Cuando contaba siete años, se trasladó a vivir a la ciudad de Jupille para ser educado por su padre.

Hijo de Pipino el Breve (rey de los Francos) y de Bertrada de Laon, Carlomagno fue heredero del reino junto con su hermano Carlomán I, tras el fallecimiento de su padre en el año 768. Las malas relaciones entre ambos hermanos estuvieron a punto de desencadenar una guerra civil, que no llegó a producirse debido a la prematura (y oportuna) muerte de Carlomán I en el 771.

Durante su reinado mantuvo una política fuertemente expansionista, llegando a anexionarse el norte de la península italiana (los dominios del reino lombardo) mediante un tratado con el Papa. También marchó a luchar contra los musulmanes en la península ibérica, pero sufrió una estrepitosa derrota en la batalla de Roncesvalles a manos de los vascones, y se vio obligado a retirarse.

Carlomagno consiguió convertir a los sajones al catolicismo y anexionarlos a su cada vez más creciente reino, tras serie de campañas entre los años 772 y 804, más tarde expandió sus fronteras por buena parte de Europa occidental y central.

El 25 de Diciembre del año 800, Carlomagno es coronado como Emperador del Sacro Imperio Romano por mano del Papa León III, pero debido a diferencias entre la corte imperial y a que el trono estaba ocupado temporalmente por Irene tras la deposición de Constantino VI, no se le reconoció este título en lo que respectaba a los romanos.

La ciudad de Aquisgrán se convirtió en la capital administrativa, al menos en la práctica, ya que la corte imperial y el emperador se trasladaban frecuentemente. El gobierno de los territorios se llevaba a cabo por condes y clérigos, dependientes del gobierno administrativo de Aquisgrán. También estaban los missi dominici, encargados de supervisar las cuentas allá donde el emperador los enviase.

Para hacernos una idea, el imperio de Carlomagno (el mayor reino desde la disolución del Imperio Romano), ocupaba el territorio que hoy ocupan Francia, Luxemburgo, Austria, Suiza, Bélgica y Holanda, y grandes zonas de Alemania, Italia, Hungría, Eslovaquia, Croacia y de la República Checa. Gracias a su tarea de unificación, sus conquistas y las numerosas reformas del sistema de gobierno, Carlomagno sentó las bases de lo que sería posteriormente Europa en el medievo.

A su fallecimiento (el 28 de enero del 814), Carlomagno dividió su imperio en tres partes, una para cada uno de sus hijos, pero la desgracia quiso que dos de ellos no llegasen a recibir su herencia por fallecimiento prematuro, quedando como único heredero Ludovico Pío.

Print Friendly, PDF & Email






2 comentarios

  1. el misterioso dice:

    te doy 2 estrellas

  2. Javier Gomez dice:

    Gracias 🙂

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top