Georges Simenon, escritor e icono de Lieja

Georges Simenon

Entre los muchos personajes que han dejado huella en la historia de Lieja, hay uno que no lo hizo a golpe de espada, sino de pluma, el genial y polémico escritor Georges Simenon.

La mayor parte de su fama se la debe a las novelas policíacas del sagaz inspector Jules Maigret (Pedro El Letón, El Difunto Filántropo, El Carretero de la Providencia, Un Crimen en Holanda o El Loco de Bergerac y un largo etc), pero su agitada vida también daría para más de un libro.

El 13 de febrero de 1903, nace en la ciudad de Lieja Georges Joseph Christian Simenon, hijo de Henriette Brull y Desire Simenon. A la edad de 16 años, cuando su padre enferma y pierde su trabajo en una aseguradora y además nace su hermano Christian, se ve obligado a dejar los estudios y comenzar su carrera laboral.

Al poco de trabajar en una librería, Georges consigue hacerse con el puesto de reportero y redactor de la Gaceta de Lieja, un periódico con tendencias conservadoras. Mientras desempeña este trabajo, tiene ocasión de tomar contacto con los ambientes más marginales de la sociedad, los cuales le servirán como marco en sus futuras novelas.

En 1921 fallece su padre y un año más tarde, inspirado por el movimiento bohemio, el joven decide trasladarse a París, donde comienza una turbulenta serie de amoríos, entre los cuales se encuentra la famosa cantante y bailarina Josephine Baker.

Curiosamente, su primera esposa también procedía de Lieja, Regine Renchon (conocida como Tigy) con la que contrajo nupcias en 1923. También consiguió trabajar para el Marqués Raymond D’Estutt de Tracy como secretario personal, además de comenzar a publicar algunos libros, usando seudónimos como Georges Sim o Jean du Perry.

En el año 1929 se publica Pedro El Letón, la primera de las casi 90 novelas del inspector Maigret que le hicieron inmortal, además de su particular manera de escribir, clara, concisa y sin adornos.

La ocupación alemana de Francia durante la II Guerra Mundial, trajo más polémica a la vida de Georges Simenon. El escritor fue injustamente acusado de colaborar con las fuerzas nazis y se marchó al continente americano, donde residió durante 10 años, primero en Canadá y luego en EEUU y casándose de nuevo, esta vez con Denyse Ouimet, de origen canadiense.

Más tarde, en 1955, Georges vuelve a Europa donde reside primero en la francesa Cannes y después en Suiza. Aquí conoce a Teresa Sburelin, quien será su compañera hasta el día de su fallecimiento el 4 de septiembre de 1989, a la edad de 86 años.

Novelista, reportero, libertino y viajero infatigable, Georges Simenon bien podría servir de inspiración para una novela.

Foto vía: antoniojosealcalavique

Print Friendly, PDF & Email






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top