Qué comprar en Lieja

La Batte

Una de las particularidades de visitar Lieja es que, debido a su tradición gastronómica, si nos queremos traer un souvenir vamos a tener que evitar la tentación de devorarlo. Bromas aparte, los productos más representativos de la ciudad son los chocolates, el sirope de Lieja (elaborado con manzana y pera), los deliciosos gofres y sus infinitas variedades de cerveza, aunque eso no quiere decir que sea lo único que se puede comprar aquí.

Lieja posee tiendas de todo tipo, sobre todo en el centro, y algunos centros comerciales situados en los alrededores de la ciudad. La mayoría de franquicias importantes tienen sucursales aquí, pero si se trata de encontrar productos artesanales y de calidad, lo recomendable es buscar en el centro. En cuanto a artesanía, el cristal que se fabrica en Lieja está considerado como el mejor de toda Bélgica.

Sirope de Lieja

Las marionetas de Tchantchès y su esposa Manesse son quizá lo más representativo de la ciudad que podemos comprar. Este personaje, muy popular y querido, es la encarnación del espíritu liejense. Buen cocinero, bebedor y siempre dispuesto a defender a los débiles, Tchantchès es un títere que viste de carbonero y tiene siempre la nariz roja. Nacio entre dos adoquines, sus primeras palabras fueron para pedir un poco de Peket (licor típico de la región).

Si coincide que estáis por la ciudad un domingo por la mañana, no dudéis en acercaros al mercadillo que se organiza entre las 8:00 y las 14:30 en las calles de la Batte, Van Hoegaerden, Roosevelt, sur Meuse, de la Ribuée, de la Goffe, Maestricht,  Saint-Léonard y la  Rue de la Cité. A lo largo de 3 kilómetros se despliega un desfile de color y de todo aquéllo que podamos desear: puestos de comida, animales, ropa, electrodomésticos, músicos, flores y cualquier cosa que se pueda vender. Pasear por este mercadillo es toda una experiencia.

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top