Qué comer en Lieja

Bistrot den face

Encontrar un buen sitio para comer en la ciudad de Lieja no resulta complicado. Hay mucha variedad, y en la mayoría de restaurantes poseen sus propias especialidades y variantes de las recetas típicas. Se dice que la cocina belga es tan exquisita como la francesa y tan generosa como la alemana, además encontraremos más de 600 variedades de cerveza y unas 1.200 de chocolate.

Entre las verduras más comunes en la cocina de Lieja encontramos los espárragos, las zanahorias, las endibias blancas y por supuesto, las patatas. Entre las carnes, destacan sobre todo la de vaca, el conejo, la de cerdo y la de cordero. Las endibias, tanto en ensalada como gratinadas con bechamel, jamón y queso son otro ingrediente recurrente en la cocina liejesa.

En cuanto a pescados y mariscos encontraremos de todo, pero destacan los típicos mejillones (moules) y el bacalao. Los postres son una de las especialidades de Bélgica, ya sean gofres con sirope, crepes (bouquettes) rellenos o unas deliciosas galletas con especias llamadas speculoos, os resultará difícil resistiros a tomar una más.

Entrantes

Mejillones con patatas fritas, el entrante por excelencia en Bélgica, además, los belgas tienen fama de preparar las mejores patatas fritas del mundo, una fama del todo merecida (cuando las prueben sabrán el por qué). Otro entrante típico es la ensalada liejense, que se elabora con cebollas, patatas, huevos, judías verdes, vinagre y trozos de tocino. Las croquetas (de carne, pescado o gambas), las salchichas y una gran variedad de quesos son otras opciones con las que contar en nuestra mesa.

Boulets a la Liegeoise

Carnes y pescados

Uno de los platos más representativos de Lieja son las Boulets à la liégeoise, unas albóndigas de carne de cerdo y ternera con una deliciosa salsa de vino y sirope de Lieja (a base de manzana y peras), acompañadas de patatas o ensalada. Si las vais a probar, no pidáis un entrante demasiado pesado. Los arenques, el bacalao y el salmón también tienen su puesto preeminente en la gastronomía de Lieja, así como las gambas y las anguilas.

Repostería

Los gofres de Lieja son un poco más densos que los demás, y se les suele añadir una ligera capa de sirope antes de su cocción, lo que les da un sabor característico. Aunque se los puede acompañar con muchas cosas (nata, chocolate, frutas o sirope), también son una delicia sin aderezos. Los Speculoos son unas galletas muy crujientes, preparadas con azúcar moreno y aromatizadas con canela y gengibre (aunque también las podemos encontrar con canela o sésamo), son ideales para acompañar el café.

Las Pannekoeken son las clásicas tortitas de harina, leche y huevos, con la diferencia de que aquí se preparan tanto para postre (acompañadas de ingredientes dulces) como para plato principal (rellenas con bacon, jamón o queso). El sirope de Lieja se elabora cociendo frutas (ciruelas, manzanas o peras) hasta que se obtiene la textura adecuada para untar. Resulta delicioso sobre pan, con gofres o incluso como salsa de algunos platos de carne.

Productos típicos de Lieja

El Peket (o Pèkét) es el licor típico de Lieja, originalmente elaborado a partir de bayas de enebro. Hoy en día podemos encontrar multitud de variantes, así como formas de tomarlo (mezclado, en chupito o incluso flambeado).

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top